Siempre hay un gran motivo para celebrar algún acontecimiento, incluso cuando el verano, que nos acompaña y nos permite disfrutar más del mar, la playa, la montaña,… está llegando a su final.

En compañía de un grupo gastronómico-enófilo formado exclusivamente por extraordinarias mujeres organizamos un taller de cavas para descubrir la extraordinaria calidad de estos espumosos. El cava es, en mi opinión, uno de los vinos con una relación calidad-precio inigualable, como ocurre con los vinos de Jerez y Sanlúcar de Barrameda (pero esto lo dejaré para un futuro artículo).  Seis son los cavas elegidos que van desde el Brut Nature al cava de postre pasando por el Brut y el Extra Brut; los secos y semi-secos no entran entre mis preferencias (ya se sabe sobre el tema de gustos, aunque estoy siempre abierto a que alguien me dé referencias sobre éstos).

La sesión empieza con un Fontallada Brut Nature para ir calentando el paladar. Éste es un cava sin grandes pretensiones pero soberbio, que hace sus delicias con un carbónico bien alegre y agradables notas cítricas. Un cava de excelente relación calidad-precio que he descubierto hace poco y pienso ir disfrutando durante una temporada (seguro que será idóneo para preparar las sangrías de cava).

El siguiente cava nos llegó directamente de Cava Berdié: el Berdié Rosa Reserva Brut. En toda cata de cavas es importante contar, como mínimo, con un cava rosado, pues,  en mi opinión, los cavas rosados tienen un nivel de calidad semejante al resto de espumosos. Berdié Rosa se nos muestra vigoroso con un notable carbónico en todo su recorrido, agradable fruta roja y notas de regaliz en nariz, y notable frescura y balsámico en boca. Es uno de esos cavas rosados que acompañaría perfectamente una paella o arroz con carne. Aconsejable.

El tercer cava de la noche fue el Gran Caus Reserva Extra Brut 2003. Este es un cava de una gama que Can Ràfols dels Caus parece ya no producir y cuya añada 2004 es la última que conozco. Estamos hablando de un tipo de cava Extra Brut que se sitúa entre los Brut Nature y los Brut con un máximo de 6 g de azúcar por litro, lo que resulta un cava no tan seco y más sedoso que los Brut Nature. La fecha de degüelle de este cava es de hace mucho tiempo pero eso no le impide mostrar su gran calidad con un suave carbónico, carnoso en boca y unas extraordinarias sensaciones de frutos secos, orejones, dátiles y bollería fina, con un suave fondo mineral. En la misma categoría de los Extra Brut abrimos un Huguet Gran Reserva Extra Brut 2007 que ha sido degollado hace poco tiempo y nos permite ver la influencia que tienen las fechas de degüelle en la evolución del cava. Este cava de Can Feixes nos resulta más ligero en nariz con suaves notas de avellanas, e hierbas secas y con una estructura más ligera gracias a su carbónico más marcado.

El cava estrella de la noche es el Albert de Vilarnau Chardonnay-Pinot Noir Brut Nature , uno de los 2 cavas de autor de Vilarnau con una producción muy limitada. Este cava es una clara apuesta por la calidad usando dos variedades que están irrumpiendo cada vez con más fuerza en la producción del cava: la Chardonnay y el Pinot Noir. Una anécdota importante a destacar es que Vilarnau fue la primera bodega en plantar Pinoit Noir en la región en 1991. Estamos quizás hablando del cava con la Pinot Noir de más edad de toda la zona. Este Albert de Vilarnau se muestra sobrio, elegante, sabroso, un carbónico bien integrado en todo su recorrido, con notas de fruta fresca, finos tostados y un final de bollería fina que le aporta estructura y densidad. Excelencia y calidad, un cava para repetir.

Es obvio que en todo taller es importante disfrutar con algo que nos llene el estómago. Para esta ocasión todos estos cavas fueron maridados con una variedad de quesos (Brie, Camembert,…), langostinos cocidos, mouse de foie-gras,… Todos ellos nos permitieron disfrutar de una variedad de contrastes con cada uno de los cavas. Hay que insistir, sin embargo, que el cava es, en mi opinón, una bebida que marida con cualquier plato que uno desee.

Finalmente, maridando con un postre basado en chocolates y dulces varios degustamos un Freixenet Reserva Malvasía 2001 que llevo disfrutando desde hace un par de años. Parece que la producción de este delicioso cava de postres no tiene fin, aunque puedo asegurar que su textura y calidad va en aumento a medida que va pasando el tiempo.

La jornada finalizó con otro Fontallada Brut Nature para acabar de afinar nuestros paladares y tener un grato recuerdo de todos ellos. Para la próxima ocasión se procurará acercarse a otras marcas de cava, pero eso lo dejaremos para otra próxima crónica. 😉

Enlace al álbum de Picassa del Taller de Cavas.

Anuncios

Empieza la temporada 2011-2012 de ferias de vinos, catas y otras actividades … como el Barça en esta liga, pero en mi caso sólo a nivel regional; a ver cuándo empiezo a salir fuera de Catalunya a descubrir otros eventos.

Invito a todo el mundo a que se anime a venir a Poboleda, en mi opinión es una de las fiestas del vino más informales de la comarca del Priorat. La Festa del Vi empieza a las 10.30 h. y dura 4 horas que son más que suficientes para poder descubrir los vinos de cada bodega que tiene su emplazmiento en Poboleda, así como otras bodegas que son invitadas a este evento.

Al finalizar este evento hay otras actividades entre las que destacaría la Paella en La Closa (aconsejable comprar un ticket antes y ser puntual, que el año pasado casi no quedaba paella cuando llegué al local :)).

¿Qué más se puede pedir? 😉

Allá por el año 2009 leí en el programa de la Fira de Falset la organización de un “Tast de Carinyenes” en el pueblo de Porrera. En ese momento estaba en un momento de descubrimiento intenso de los vinos de la comarca del Priorat y pensé una cata parecida requería un mejor conocimiento de los vinos de la zona para poder estar “a la altura de las circunstancias”. Sin embargo, tras dos años de continuas participaciones en diferentes catas de vinos de dicha comarca, observé que era más importante el disfrutar de los vinos que ser un gran conocedor de ellos.

Así que este año he tomado la decisión de estrenarme en esta cata que se celebrará el viernes 29 de abril de 2011. Una cata que tanto he oído hablar últimamente y que reúne las mejores Cariñenas de las 18 bodegas del pueblo de Porrera, todo bien acompañado de una cena elaborada por el restaurante “lo Teatret” dónde tendrá lugar el evento.

La Asociación Cellers de Porrera que reúne estas 18 bodegas nos pondrá a nuestra disposición las mejores Cariñenas de la cosecha 2009, entre los cuales pocos de se encuentran en el mercado y, aparentemente, en limitadas y exclusivas producciones, pero que son embotellados especialmente para esta increíble cata. Creo que va a ser una actividad muy interesante en dónde voy a poder descubrir las viejas viñas de Cariñenas perfectamente adaptadas al suelo de “llicorella” tan característico de la zona.

Adjunto un listado de los vinos que se catarán en formato PDF.

No hay que olvidar el menú que se incluirá durante la cata:

Surtido de tostadas de:

  • Escalibada con longaniza (la famosa “llonganissa” catalana y producida en la zona)
  • Hamburguesa con cebolla crujiente
  • Chistorra
  • Queso

Pizzas de:

  • Gambitas
  • Gitana (curiosidad tengo por saber cómo será)

Arroz con “crudités” de verduras

Jamón al horno de leña con su “suquet”

Surtido de postres:

  • Pastel de queso
  • Mousse de chocolate
  • “Coc ràpid” (no sé cómo se traduce esto)

Para más información os aconsejo que visitéis la Web de Cellers de Porrera.

Estoy seguro que será una experiencia inolvidable 😉

Hace unos cuatro años empecé a profundizar en mis conocimientos sobre los vinos de la comarca del Priorat (D.O. Montsant y D.O.Q. Priorat). El motivo fue muy sencillo: esta zona reúne una amplia variedad de bodegas que producen unos vinos bien apreciados internacionalmente aunque sean ampliamente desconocidos para la gran mayoría de consumidores nacionales. Puedo afirmar, a fecha de hoy, que me produce enorme satisfacción el esfuerzo realizado.

Para conocer bien la zona no hay nada mejor que visitar sus bodegas, participar en las ferias de vinos de la zona y, sobretodo, acudir a las presentaciones profesionales que se celebran. En la comarca del Priorat, sin embargo, existe la particularidad que cada pueblo va presentando sus vinos locales.

Esta vez tocaba los vinos del pueblo de Poboleda situado en el centro del Priorat histórico, entre el valle del río Siurana y la Cordillera del Montsant, cuyas viñas se cultivan en costers y terrazas de abundante llicorella (pizarra). Nunca había tenido ocasión de participar en una cata profesional de esta localidad, y la celebración de la Segunda Jornada Técnica de cata de la añada 2008 de los vinos de Poboleda fue la mejor ocasión que se me pudiera presentar.

En esta jornada se presentaba la añada 2008 de 10 bodegas de la localidad a partir de las 11:30 h. de la mañana, algo temprano para mi paladar, pero que pude compensarlo empezando a disfrutar de un Mas d’en Just Blanc Viognier 2009 bien sabroso y mineral y un Gaubança Rosat 2010 bien afrutado y balsámico. Es esencial tener el paladar bien despierto para poder disfrutar de los vinos de esta zona.

Los vinos presentados por cada bodega fueron:

Tocs 2008 de Terres de Vidalba, con Josep Ramon Nebot
Llicorella Selecció 2008
de Agrícola Poboleda, Cellers Unió, con Jordi Puxeu
Mas Sinén Negre 2008
de Celler Burgos-Porta, con Salvador Burgos
Poboleda Vi de la Vila 2008
de Genium Celler, con Ricard Abella
1270 a Vuit Negre 2008
de Celler Hidalgo Albert, con Manuel Hidalgo
Mas de la Mola Negre 2008
de Celler Mas la Mola, con Jordi Masdeu
Mas d’en Just Negre 2008
de Celler Mas d’en Just, con Oscar Pasanau
Petit Clos Penat 2008
de Celler Jordi Domènech, con Jordi Domènech
Salanques 2008
de Celler Mas Doix, con Sandra Doix
Gaubança Negre 2008
de Celler Pahí, con Ramón Pahí

Una presentación excelente dada por cada bodega y cabe destacar la gran calidad de estos vinos con fruta madura, sabrosos, potentes y notable mineralidad.

Tras la presentación tuve la ocasión de deleitarme con otros vinos de las bodegas participantes y de otras añadas. Me agradó empezar con el Genium Ximenis 2009 monovarietal de Pedro Ximénez con una notable estructura y mineralidad; le siguió el Mas Sinén Blanc 2009 de Garnacha Blanca de muy baja producción que sorprendió su toque ahumado y buena potencia.

Entre los tintos destacaron el Mas Sinén Coster 2002 bien pulido, con agradables notas terciarias, sabroso y equilibrado; el Genium Costers Vi de Guarda 2006 con buena estructura, especiado y elegante mineralidad; y, finalmente, el Clos Plenat 2007 que con su primera añada en el mercado muestra un vino con gran futuro.

La Jornada finalizó tras una comida con productos de la tierra de la zona y en compañía de todos los bodegueros de Poboleda permitiendo saber más sobre los entresijos que esconde cada vino.

Agradable jornada que espero poder disfrutar el próximo año y poder seguir conociendo en mayor profundidad estos notables vinos de Poboleda, ¿quién se anima? 😉

Enlace al álbum de Picasa de la Jornada Técnica de vinos de Poboleda.

¡ 60.000 visitas !

Hoy mismo este blog recibe la visita número 60.000 tras 17 meses de funcionamiento 🙂

El ritmo de visitas sigue siendo constante, manteniéndose alrededor de 120 visitas diarias. Quiero compartir con todo el mundo esta buena noticia y espero que este blog esté siendo de agrado para todos vosotros.

Próximamente habrá nuevas noticias 😉

Taller de cata de vinos tintos

Una nueva experiencia con 6 personas (5 chicas y un chico) que se apuntan para descubrir 7 deliciosos vinos que tenía reservados de hace tiempo. La sesión empieza con el Vi Novell 2010 de Celler Masroig que ha sido dado por la bodega especialmente para que todos podamos descubrir como un vino recién elaborado y embotellado puede resultar delicioso. Se nos presenta potente, bien afrutado y con un excelente recorrido y amargo final. Fue el tercer vino más apreciado por todo el mundo, una clara sorpresa entre los participantes y más de uno deseando poderlo disfrutar de nuevo.

Pasamos al Cuatro Pasos 2007 para pasar a un vino de corta duración en barrica algo goloso, fruta madura y bien equilibrado. Seguimos con el Monteabellón 5 meses en barrica 2006 para descubrir que un vino de corta estancia en barrica y tras 4 años sigue manteniendo su fuerza y elegancia. Ambos vinos son claros ejemplos de que no es necesario que un vino tenga larga duración en barrica para que se pueda disfrutar de ellos 3-4 años más tarde. Es importante tener presente que los vinos en general están hechos para disfrutar en cualquier momento y la ocasión era muy propicia.

Con la cena abrimos 2 vinos de dos famosas Denominaciones de Origen catalogadas como Calificadas: Rioja y Priorat. Empezamos con el Marqués de Riscal Reserva 2000 de extraordinaria fineza, equilibrio, tostados pulidos y muy agradable en su recorrido. Contrasta el Coma d’en Romeu 2007 de Celler Ardèvol (Porrera), de limitadísima producción, con un marcado carácter del Priorat bien mineral, fruta madura y potencia. Sin embargo, aprovechamos para descorchar un selecto Finca La Estacada 12 meses 2002 para que la gente descubra que un vino de una zona menos conocida puede estar a la altura de vinos procedentes de grandes y famosas zonas vinícolas españolas.

La jornada de cata finaliza con una extraordinaria sorpresa: Humboldt Vino Tinto Dulce 2001; una delicia de vino tinto que estuvo a la altura de las circunstancias y que considero la añada 2001 como una de las mejores que he probado de este vino dulce.

Todos los participantes acabaron sumamente satisfechos con la cata de vinos tintos. El próximo taller en el que participarán será el de cata de vinos blancos programado para principios de enero de 2011. Hasta entonces tendremos que esperar a la próxima crónica del taller de cata. 😉

Enlace al álbum de Picasa de los talleres de cata de vinos tintos.

Con la presencia de João Malheiro Tavares de Pina representando a la bodega Quinta da Boavista se inicia una agradable tarde de cata de los vinos organizado por A Casa Portuguesa, situado en el barrio de Gracia de Barcelona.

Parece ser que llego algo tarde pues el Torre de Tavares Branco 2008 ya se ha acabado, sin embargo decido pasar a los vinos tintos empezando con el Torre de Tavares 2006. Este resulta agradable y ligero en boca, sabroso y fina estructura que lo hace idóneo para cualquier momento. El siguiente es el Torre de Tavares Jaen 2007 que se muestra muy floral, balsámico y agradables taninos algo dulzones; es una buena muestra de lo que nos espera más adelante y que vamos deleitando.

Debajo de la mesa João esconde su siguiente vino: Terras de Tavares Reserva 2005 de notable longitud, potente pero muy sabroso y con un prometedor futuro si se decide guardar unos cuantos años más en botella. Nos sorprende volviendo a sacar otra botella de debajo la mesa: el Terras de Tavares Touriga Nacional 2005 que resulta ser, en mi opinión, el mejor de todos de la sesión de cata. Este nos deleita con una nariz robusta, mineral, fruta madura y un recorrido de notable estructura, potencia y elegancia.

En la recta final descubrimos el Terras de Tavares Reserva 2003 (que se encuenta sobre la mesa, por cierto) en un buen momento para ser degustado, bien equilibrado, sabroso y excelente acidez. Finalizamos con el decano de la mesa, el Terras de Tavares Reserva 1997 que reúne la esencia de esta bodega: buena uva, agradable mineralidad y notable estructura.

Abandono el local agradeciendo a João su enorme amabilidad y sus explicaciones de sus vinos y con la esperanza de poder disfrutar de ellos en un futuro.

¡Estaré atento a futuras catas que organice A Casa Portuguesa!